Cuidado especial para la ropa de verano

Llega el verano y es bueno tener en cuenta los cuidados especiales que requieren tu traje de baño y tu ropa de verano en general. Conoce más aquí.

El Sol, la arena y el clima tan cálido puede maltratar la tela de tus prendas. Para que no se echen a perder con la primera visita a la playa, te recomendamos seguir estos útiles consejos. Así podrás dar larga vida a tu ropa.

Mantente fresco

El clima soleado y caluroso exige prendas ligeras. Para mantenerte fresca, seca y cómoda, busca:

  • Telas de lino, algodón y rayón
  • Fibras absorbentes
  • Fibras y telas lisas (evita las fibras hiladas, o telas perchadas o de pelillo)
  • Tejidos de trama abierta como la malla o seersucker (o mil rayas)
  • Telas ligeras y de colores claros

Algodón

El algodón es absorbente, fresco, seco, suave y resistente, y está disponible en muchas calidades, colores y mezclas; es una “fibra milagrosa”. Busca algodón pre-encogido para que tus prendas no se encojan. Cuanto más estrecho sea el tejido de la tela, menos se encogerá.

  • Guarda el algodón donde no reciba la luz del sol porque la sobreexposición puede debilitarlo o volver las fibras amarillentas. Siempre guarda el algodón seco para evitar el dañino moho. La mayoría de las prendas de algodón se pueden lavar y secar en máquina, pero lee siempre la etiqueta de la prenda antes de lavar artículos de algodón.
  • Evita la temperatura caliente al lavar y secar si la prenda está hecha de tejido de algodón. Los tejidos son más vulnerables al encogimiento.

Lino

El lino se siente más fresco y cómodo en clima cálido que cualquier otra tela, se seca con rapidez y no hace pelusa aunque se puede arrugar con más facilidad. Sigue estas instrucciones para cuidar tus prendas de lino: Evita doblar las prendas de lino en los mismos lugares repetidamente porque eventualmente la tela se debilitará en ese punto.

  • Cuando elijas prendas de lino de color, busca una etiqueta que diga “colorfast” para saber que la tinta es más indeleble. Si se puede lavar en máquina (recuerda revisar la etiqueta de la prenda), usa un ciclo más corto o más delicado y seca al aire.

Rayón

Muchas prendas de rayón pueden requerir lavado a mano o en seco, aunque la mayoría se hace para lavarse en máquina. Aquí hay algunas instrucciones básicas para el rayón: Si lo lavas a mano, usa agua tibia; después exprime suavemente (no con fuerza ni torciéndolo) para secarlo. Si es en lavadora, usa el ciclo delicado y evita usar blanqueador. Si lo vas a planchar, humedece la prenda y usa una plancha a temperatura baja o media; usa una tela protectora o plancha por el lado interno para que no brille.

Trajes de baño

Lava a mano con agua fría y enjuaga completamente para eliminar todo el cloro. Enrolla la prenda en una toalla seca para absorber el exceso de humedad; después colócala en una posición plana o cuélgala uniformemente para que se seque. Deja que escurra en un lugar donde no le dé el sol.

Protege tu piel

Las prendas más oscuras te protegen del sol mejor que las de colores claros, pero se sienten más calientes. Las prendas mojadas no protegen tanto como las secas porque las mojadas son más transparentes. Por eso es difícil proteger tu piel y mantenerte fresca. Pero si te preocupa la exposición al sol, elige los siguientes artículos para protegerte de los rayos ultravioleta:

  • Telas de tejido estrecho (evita los tramados abiertos o amplios como las gasas o las telas con tejido estilo cesta):
  • Mezclilla azul.
  • Tramados de satín y otras telas de superficie lisa.
  • Telas tratadas para hacerlas resistentes a los rayos UV.
  • Colores oscuros.

Fuente: Everyday Me

Comentarios

comentarios