Esto de ser noche sin luna puede parecer muy poético, pero es bastante malo en realidad. Así se le llama a una persona, objeto o idea a la que le falta lo principal. Aquello que la caracteriza.

En un mundo cada vez más rápido y competitivo, los negocios están obligados a agregar valor, es decir, sumar ventajas o beneficios al producto o servicio que ofrecen para destacarse de sus competidores y obtener más ventas.

Pregúntate: Si una persona toma la decisión de hacer uso de los servicios de una lavandería, ¿por qué lo hace?

En nuestra experiencia las principales respuestas son:

a.- No tiene tiempo
b.- No sabe o no le gusta lavar la ropa
c.- No tiene lavadora en casa
d.- Prefiere un tratamiento profesional para el cuidado de su ropa.

Siendo estas las razones de casi todos tus posibles clientes, ¿qué mejor forma de agregar valor a tu propuesta que ofreciendo el servicio delivery a tus clientes, para darles aun más comodidad y ahorro de tiempo? Esta es una tendencia generalizada en el mercadeo de productos y servicios, pero en nuestro sector es, sin exagerar, una obligación.

owner_post

Una lavandería sin servicio delivery es, sin duda, como una noche sin luna.

Seguro que ya sabes que en Getlavado.com queremos sumar a las mejores lavanderías en una red capaz de prestar un servicio de excelente calidad que el usuario pueda gestionar desde su dispositivo móvil.

Puedes leer más sobre:  Lavanderías: una alianza que no puedes rechazar

Para ello uno de los requerimientos mínimos que pedimos de nuestros aliados comerciales es que brinden al usuario la posibilidad de entregar y recibir la ropa en la propia puerta de su residencia u oficina. Y te preguntarás entonces. ¿Será muy complicado incorporar esto en mi negocio?

Absolutamente NO! Veamos algunas recomendaciones para emprender y consolidar un servicio delivery con excelentes resultados y sin dolores de cabeza:

Primero: Empieza con modestia
La primera etapa es de experimentación y aprendizaje, comienza cubriendo las zonas más cercanas y mide los tiempos para que puedas estimar la cantidad de visitas que puedes hacer cada día. En esta primera etapa no es recomendable hacer grandes inversiones, comienza con lo que tienes.

Segundo: Asegura la logística y los costos
Desde un enorme camión hasta una modesta bicicleta te pueden servir para alcanzar tu objetivo. Toma en cuenta factores como el tráfico, los costos de combustible, el pago de los trabajadores o cualquier otro que influya en los tiempos o costos del servicio. Con esos datos puedes comenzar a diseñar las rutas de servicio para ser tan eficiente como sea posible.

Tercero: Haz una oferta realista y cúmplela
Con lo aprendido en la etapa anterior sabrás el monto del recargo que debes hacer en tu facturación para cubrir los costos “gratuitos” de envío y especialmente la cantidad de clientes que puedes atender por jornada, de modo que nadie se quede esperando por un servicio prometido que nunca llegó. Esto es fundamental para el éxito de tu negocio.

Con estas sencillas recomendaciones puedes comenzar el viaje desde ser una noche sin luna a un deslumbrante amanecer en el mundo del éxito comercial con Getlavado.com

¿Tienes una lavandería?

Pre-inscríbete

Comentarios

comentarios